2 de junio de 2011


Consigue un cutis Perfecto y Envidiable 


  1. Una formula contra los puntos negros consiste en preparar una crema con miel de abeja y papa rallada. En un par de semanas tu rostro quedara limpio.
  2. En el tratamiento del cutis graso raye una manzana y extienda una capa delgada sobre el rostro. Repose diez minutos y saque el preparado con agua tibia.
  3. Dos mascaras al mes es la cuota justa para tener el cutis en buenas condiciones.
  4. Cuando vaya a la playa, lávese el rostro con agua mineral sin gas, ya que esta contrarresta los efectos negativos del agua salada sobre el cutis. No use jabón, por cuanto este arrasa con los aceites naturales de la piel y la resecan.
  5. El aceite de oliva nutre la epidermis. Por eso, se emplea como ayudante de mascaras de frutas. También puede utilizarse desmaquillador. En fricciones o masajes del cuero cabelludo, es un tónico para el cabello seco o quebradizo.
Axilas Manchadas?? Eliminalas ya!!!

Se trata de una imperfección estética más común de lo que se piensa, sólo que muchas chicas prefieren disimularla o no hacer mención de ella por pena; lo cierto es que si la piel de las axilas se vuelve oscura es porque algo está afectando su salud y, por ende, su belleza.
Aunque nadie tiene garantías para librarse de este problema, es cierto que las mujeres se encuentran más expuestas a sufrir alteraciones estéticas en sus axilas debido al uso de desodorantes y la agresión ocasionada por distintos métodos de depilación y factores ambientales como sol, viento o humedad. 

Un remedio casero ampliamente extendido para aclarar la piel de las axilas es el jugo de limón, el cual da buenos resultados al aplicarlo directamente y dejándolo actuar durante la noche por 15 días; puede utilizarse a la vez que se aplica una crema con hidroquinona (sin mezclarlas) y, por supuesto, no se aconseja luego de que la piel fue depilada o rasurada.
Una buena recomendación en general consiste en utilizar crema humectante después del baño o luego de la depilación, ya que como otras partes del cuerpo las axilas necesitan este tipo de cuidados para ser más resistentes al efecto de la luz solar y otros factores que la maltratan y resecan.

Cuida Tus ojos...

La vista y los ojos también requieren de nuestra atención,  como todas y cada una de las partes de nuestro cuerpo, merecen ser cuidados para evitar complicaciones futuras.
-Protégelos siempre con gafas apropiadas para sol: Sólo asegúrate que tengan una total protección contra los rayos UV. También podrías optar por utilizar una gorra o visera para proteger tus ojos.
-Ejercicio: Como en todo lo que a salud se refiera, el ejercicio regular puede ser de gran ayuda, ya que reduce la presión intraocular, uno de los factores que producen el glaucoma.
-No fumes: El tabaco no sólo perjudica tus pulmones y sistema respiratorio, sino que también es dañino para tus vasos sanguíneos, en consecuencia, puede provocar una deficiencia en el oxigeno que llega a tus ojos.
-Minimiza la tensión en tus ojos: Fíjate de colocar el monitor de tu ordenador de forma adecuada –no muy cerca y un poco por debajo del nivel de tus ojos- y, en lo posible, utilizar un protector.

Elimina Los Puntos Negros...


Para eliminar los puntos negros que suelen concentrarse en la nariz, la barbilla y otras zonas del rostro, es muy eficaz este tratamiento casero que deja el rostro limpio y tonificado.
Para preparar el ungüento solo hay que poner 1/4 de litro de agua al fuego con dos bolsitas de té de manzanilla. Cuando el agua empieza a hervir se utilizan sus vapores para hacer vahos (con la ayuda de una toalla) y así abrir los poros.
Cuando los vahos empiecen a menguar se retiran y se pasa a la limpieza de los poros frotando el rostro suavemente con medio limón y un puñado de azúcar. Estos dos ingredientes exfolian la piel y la dejan limpia y tonificada.
Finalmente, para cerrar los poros y evitar que se vuelvan a ensuciar (y aparecer los puntos negros) se limpia la cara con abundante agua fría, cuanto más fría esté el agua mejor.
Este tratamiento se puede realizar una vez por semana y es recomendable hacerlo por la noche puesto que el jugo de limón puede dejar manchas si le toca la luz solar.

Sabes como vestirte??

Encontrar el propio estilo y saber resaltar la mejor parte de nuestra figura no siempre es tarea fácil.
Qué debemos usar cada día, qué para una ocasión especial (fiesta, cóctel, casamiento, etc.) es el gran dilema de todas; porque aunque muchas tengamos el guardarropas repleto de prendas y zapatos, muchas veces nos resulta complicado saber qué nos queda bien.
Aquí te daré esta mini guía, práctica y fácil de seguir, para entender por qué algunas prendas van o no para tu tipo de cuerpo.

Mujeres bajas: hay que evitar todo volumen en la parte inferior del cuerpo, por lo que se deben descartar los pantalones amplios, las faldas campana por debajo de la rodilla y las faldas y los vestidos largos hasta el suelo; ¿lo ideal? los largos a la rodilla o por encima de ella (las faldas tubos) y con zapatos adecuados (elige los de pulsera al tobillo, tipo stiletto con punta muy afilada, y no a las botas altas).
Mujeres con mucho busto: conviene dejar de lado los escotes amplios, los grandes cuellos, las poleras y las camisas abotonadas hasta arriba. Lo ideal es minimizar en la parte de debajo de la silueta, no uses mini, sino elige los pantalones -anchos o rectos-; y lo ideal es llevar tacones altos, ya que languidecen.

Mujeres de poco busto: pueden usar prendas con diseños elaborados, mucho volumen, volados, estampados (de todo tipo), también poleras. En caso de tener además cadera ancha no usar todo ajustado, y elegir prendas de algodón o de lino, porque disimula. En la parte de arriba escoger mangas infladas, volados sobre los hombros, mangas murciélago, drapeados sobre el pecho, bordados, lentejuelas, etc. Puedes usar mini, pero no muy ajustada. No usar vestidos al cuerpo de telas tipo jersey, satén ni elastizados.
Mujeres de caderas anchasse recomiendan las faldas o pantalones lisos -sin bolsillos, ni frunces ni recortes- y los vestidos que marcan la figura, pero que no acentúen el contraste, o aquellos de talla bajo el busto. Elegir camisetas, camisas o tops que sean más largos que la cadera y con algo neutro abajo.

Mujeres con kilos demás: los pantalones deben ser rectos y con la cintura a mitad del ombligo (deja los pitillos). Las faldas -cortadas al bies, evasée o estructuradas con gajos- deben estar unos centímetros debajo de la rodilla. Se pueden usar sacos que sean semientallados y a mitad de cadera. En cuanto a las texturas, elige algodón grueso, gasas, voiles y sedas. Respecto a los estampados y los colores, utiliza los colores más claros en la parte menos voluminosa del cuerpo y los oscuros en la más voluptuosa; evita los tonos muy brillantes porque hacen más evidentes esas partes que no se desean mostrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada